Archivo del Autor: virgendelcaminosscc

Desde mi punto de vista: La cadena perpetua

Tal para cual

Hace poco, debido a la parece que inminente reforma del Código Penal y los pactos firmados por Rajoy y Pdro Snchz (sí, esos dos que hace unos días se insultaban en el Debate del Estado de la Nación), ha vuelto a salir a la palestra el debate sobre la cadena perpetua y sus consecuencias. Desde un punto de vista jurídico, desde un punto de vista moral, ético… en definitiva, y valga la redundancia, el debate está servido.

He leído varios tweets de gente a la que le parecía bien, sobre todo en algo que parece que nos toca de cerca (y sólo parece, en ocasiones), como el terrorismo. Entonces, yo me pregunto, ¿qué nos diferencia de esa gente que comete brutales crímenes? Si, al fin y al cabo, pretendemos aplicar la Ley del Talión, mencionada en el Antiguo Testamento en varias ocasiones. Es el gran argumento en contra de la pena de muerte, pero que no se escucha demasiado cuando se trata de la prisión permanente revisable, como eufemismo.

Este castigo, que debería ser reservado para los peores crímenes (cosa que aun así, yo no comparto), implicaría pagar con la misma moneda; lo que, al fin y al cabo, nos convierte en iguales. A pesar de guardar proporcionalidad el castigo con el delito cometido, ¿justifica el monopolio del uso de la fuerza por parte del Estado esta decisión, esta capacidad para matar en vida, algo tan o más terrible que el asesinato, a alguien? Además, se habla de revisión a los 25 años. En el mejor de los casos, se revisaría la condena cuando el criminal tuviera, mínimo unos 45 años. Una barbaridad.

Dejo, además, un enlace a una entrevista al Catedrático de Derecho Penal de la UMA (y profesor mío de Derecho Penal, todo sea dicho) hablando sobre la cadena perpetua (perdón de nuevo, prisión permanente revisable) y demás aspectos de dicha reforma, con mucha más claridad:

http://www.eldiario.es/andalucia/Jose-Luis-Ripolles-Derecho-Penal_0_360114085.html

Utilicemos una comparación entre la función de reinserción que el sistema penitenciario pretende, con el valor que tiene el perdón, la misericordia, entre nosotros, los cristianos, y más que nunca en estas fechas de Cuaresma.

No es una verdad absoluta, pero, como dice el título, es mi punto de vista; ¿qué opinas tú? ¡Comenta!

Alejandro Linares.

Entrevista a Fernando Bueno SSCC

Con motivo de su ordenación sacerdotal, que se celebrará el próximo 21 de febrero en la Iglesia del Colegio Martín de los Heros en Madrid, Fernando Bueno SSCC, que hizo el prenoviciado en nuestra parroquia, nos concede una entrevista en la que nos habla sobre su vida, su proceso de discernimiento, sus inquietudes y su mayor regalo;  y en el que dedica unas palabras a los jóvenes. ¡No os lo perdáis!

Desde el equipo de comunicaciones de la parroquia Virgen del Camino queremos agradecer su predisposición y sus ganas. Gracias por prestarte a esta entrevista, por estar siempre decidido a colaborar con nosotros en lo que se te pide. Y sobretodo, gracias por grabarte, por ayudarnos con el cuestionario y por ser como eres.

4º Sesión de Liderazgo y Acompañamiento Pastoral en nuestra parroquia

No te la puedes perder, el próximo domingo 25 de enero de 11:00 a 14:00 horas.

cartel4sesionComenzamos un nuevo bloque en el curso de Liderazgo personal y Acompañamiento pastoral que imparten Dani Romero y Pablo Márquez SSCC en nuestra parroquia.

El domingo nos enseñarán sobreComunicación y Emoción. Dos campos que tienen que ir de la mano en nuestro trabajo en la parroquia.

Podremos profundizar sobre nuestros sentimientos, cómo los sentimos y cómo lo expresamos. También descubriremos las pautas para ser capaces de reconocerlos en el otro y así conectar más y mejor con las personas.

¡No podéis faltar! ¡Os esperamos!

Desde mi punto de vista: Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos

SemanaOracionUnidadCartel-page-001Comenzamos hoy la celebración de la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, que tendrá lugar hasta el próximo 25 de enero. Y es imposible comenzar esta semana sin recordar a todos aquellos hermanos, que perseguidos por su condición cristiana y viviendo una situación límite de vida siguen firmes en su fe, entregando cada día de sus vidas a Cristo. Ojala que a lo largo de estos 8 días podamos encontrarnos en Dios y no olvidemos en nuestra oración estas situaciones que se viven en muchos lugares del mundo, y por las que debemos luchar unidos en nuestra fe. 

Vivamos esta semana plenamente, y recemos juntos por la plena unidad de los cristianos en el mundo. 

Os dejo a continuación el texto bíblico que se nos propone como referencia este curso, y en el que se nos invita a probar agua de un pozo diferente, y dar un poco de la nuestra. Que aprendamos a través de esta oración a reconocer los dones de Dios, a compartir con los demás, a ser compasivos y comprobar como la diversidad se convierte en una riqueza si todos estamos unidos en Cristo.

Podéis consultar además otros materiales propuestos para vivir esta Semana de la Oración por la Unidad de los Cristianos haciendo click aquí.

Jn 4, 1-42

Se enteró Jesús de que los fariseos supieron que cada vez aumentaba más el número de sus seguidores y que bautizaba incluso más que Juan, aunque de hecho no era el mismo Jesús quien bautizaba, sino sus discípulos. Así que salió de Judea y regresó a Galilea. Y como tenía que atravesar Samaría, llegó a un pueblo de esa región llamado Sicar, cerca del terreno que Jacob dio a su hijo José. Allí se encontraba el pozo de Jacob. Jesús, fatigado del camino, se sentó junto al pozo. Era cerca de mediodía.

Y en esto que llega una mujer samaritana a sacar agua. Jesús le dice: «Dame de beber». Los discípulos habían ido al pueblo a comprar comida. La mujer samaritana le contesta: «¡Cómo! ¿No eres tú judío? ¿Y te atreves a pedirme de beber a mí que soy samaritana?» (es que los judíos y los samaritanos no se trataban). Jesús le responde: «Si conocieras el don de Dios y quién es el que te dice: “dame de beber”, serías tú la que me pedirías de beber, y yo te daría agua viva».«Pero Señor –replica la mujer–, no tienes con qué sacar el agua y el pozo es hondo. ¿Dónde tienes esa agua viva? Jacob, nuestro antepasado, nos dejó este pozo, del que bebió él mismo, sus hijos y sus ganados. ¿Acaso te consideras de mayor categoría que él?» Jesús le contesta: «Todo el que bebe de esta agua volverá a tener sed; en cambio, el que beba del agua que yo quiero darle, nunca más volverá a tener sed sino que esa agua se convertirá en su interior en un manantial capaz de dar vida eterna».Exclama entonces la mujer: «Señor, dame de esa agua; así ya no volveré a tener sed ni tendré que venir aquí a sacar agua».

Jesús le dice: «Vete a tu casa, llama a tu marido y vuelve acá».Ella le contesta: «No tengo marido». «Es cierto –reconoce Jesús–; no tienes marido. Has tenido cinco y ese con el que ahora vives no es tu marido. En esto has dicho la verdad». Le responde la mujer: «Señor, veo que eres profeta. Nuestros antepasados rindieron culto a Dios en este monte; en cambio, ustedes los judíos dicen que el lugar para dar culto a Dios es Jerusalén». Jesús le contesta: «Créeme, mujer, está llegando el momento en que, para dar culto al Padre, ustedes no tendrán que subir a este monte ni ir a Jerusalén. Ustedes los samaritanos rinden culto a algo que desconocen; nosotros sí lo conocemos ya que la salvación viene de los judíos. Está llegando el momento, mejor dicho, ha llegado ya, en que los verdaderos adoradores rendirán culto al Padre en espíritu y en verdad, porque estos son los adoradores que el Padre quiere. Dios es espíritu, y quienes le rinden culto deben hacerlo en espíritu y en verdad». La mujer ledice: «Yo sé que el Mesías (es decir, el Cristo) está por llegar; cuando venga nos lo enseñará todo». Jesús, entonces, le manifiesta: «El Mesías soy yo, el mismo que está hablando contigo».

En ese momento llegaron los discípulos y se sorprendieron al ver a Jesús hablando con una mujer; pero ninguno se atrevió a preguntarle qué quería de ella o de qué estaban hablando. La mujer, por su parte, dejó allí el cántaro, regresó al pueblo y dijo a la gente: «Vengan a ver a un hombre que me ha adivinado todo lo que he hecho. ¿Será el Mesías?». Ellos salieron del pueblo y fueron a ver a Jesús.

Mientras tanto, los discípulos le insistían: «Maestro, come». Pero él les dijo: «Yo me alimento de un manjar que ustedes no conocen». Los discípulos comentaban entre sí: «¿Será que alguien le ha traído comida?». Jesús les explicó: «Mi alimento es hacer la voluntad del que me ha enviado y llevar a cabo sus planes. ¿No dicen ustedes que todavía faltan cuatro meses para la cosecha? Pues fíjense: los sembrados están ya maduros para la recolección. El que trabaja en la recolección recibe su salario y recoge el fruto con destino a la vida eterna; de esta suerte, se alegran juntos el que siembra y el que hace la recolección. Con lo que se cumple el proverbio: “Uno es el que siembra y otro el que cosecha”. Yo los envío a ustedes a recolectar algo que no han labrado; otros trabajaron y ustedes se benefician de su trabajo».

Muchos de los habitantes de aquel pueblo creyeron en Jesús movidos por el testimonio de la samaritana, que aseguraba: «Me ha adivinado todo lo que he hecho».Por eso, los samaritanos, cuando llegaron a donde estaba Jesús, le insistían en que se quedara con ellos. Y en efecto, se quedó allí dos días, de manera que fueron muchos más los que creyeron en él por sus propias palabras. Así que decían a la mujer: «Ya no creemos en él por lo que tú nos has dicho, sino porque nosotros mismos hemos escuchado sus palabras, y estamos convencidos de que él es verdaderamente el salvador del mundo».

Tamara Cordero.

MiSSCCelánea: 50$ P’al niño Jesús

A ver si este año cumplo y le doy al NIÑO los 50 $ que le debo de hace mucho tiempo.

Raúl Ventura y Carmen eran una pareja maravillosa, sin hijos. Venidos de unos ranchos de interior de Tamaulipas, México, cruzaron el Río Grande (dicho en palabras de los que viven allí: Río Bravo) a nado o sobre neumático, y desde entonces bautizados como “espaldas mojadas” o “wetbacks”, mojaditos. Para todos ellos los enemigos del cuerpo y del alma no son el demonio, el mundo y la carne, sino los de la MIGRA (los de Inmigración USA). Los conocí en sus últimos años. El, retirado de jardinero y mantenedor de la Parroquia del Sagrado Corazón y en diálisis de riñón por 5 años. Ella, guadalupana hasta o desde la médula, lavadora de paños litúrgicos y planchadora de toda la sacristía y especialmente lo que se refería al altar especial en diciembre para la Guadalupana y pagaba a los mariachis aunque no comiera  decente en dos meses. La casa estaba llena de periquitos (no menos de 300) que eran fuente de ingresos y “niños jesuses” vestidos (no menos de 20) que no estaban a la venta y sí al culto. Por la casa varios altares con veladoras. Pude atenderles y acompañarles hasta la muerte. Ella murió primero del corazón y él de pena y de diálisis.

Sin título

En esas últimas Navidades de 2005 mientras ofrecía el Niño Jesús a la adoración de los fieles, me da un canutillo como esos que usan para esnifar una línea de coca (exactamente era un billete nuevo de 50 $ bien enrollado) y me lo coloca en la misma mano que sostenía al Niño y me dice “pa’l Niño”. Yo disimuladamente dejo caer el billete en la cesta de las ofrendas de la misa, que estaba a mis pies. Pero Raúl se revuelve, lo ve, recoge otra vez el canutillo y repite la operación diciendo “esto es pa’l Niño, no pa la iglesia, pendejo”. Y yo aguanté hasta el final con aquel dinero oculto en mi mano izquierda. Y hasta hoy.

¿Qué hago yo con los 50 $? ¿En que banco tiene cuenta corriente EL NIÑO? Porque la intención del donante es sagrada: o se cumple, o no se acepta o se devuelve. Véase todo lo que pueda decir el Derecho Canónico sobre donaciones “Ad intentionem dantis”. Es como decir que el cliente siempre tiene la razón. Ejemplo: se donó un campo de 2 acres (no sé la equivalencia en metros cuadrados) “para una capilla dedicada a San Esteban” y como el Sr. Arzobispo Cardenal de San Juan Mons. Aponte Martínez quería que fuera dedicada a Cristo Rey… pues al fin hubo que devolver el solar a los hijos y nietos.

Rául que venías de un ranchito de Tamaulipas, en un campo de caliche, cobijado en una palapa todo el tiempo oyendo solamente el ronroneo del papalote sacando agua… “ME HAS DEJADO UNA MANDA QUE NO SÉ CÓMO CUMPLIR. ESTE AÑO, CUANDO BESE EL NIÑO EL DÍA DE REYES HAGO LO QUE TÚ ME HICISTE Y QUE EL P. PACO QUE ES DOTTORE EN MORAL SE LAS ARREGLE COMO PUEDA”.

P. Emilio Vega

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: