Archivo del Autor: virgendelcaminosscc

Regina Mundi 2014

María Puche y Jorge Francisco Palacios (Paquito), miembros de la recién estrenada Comunidad Emaús, han participado en el campo de trabajo Regina Mundi. Ambos nos cuentan su vivencia de estos 15 días. María lo hace en forma de testimonio y Paquito comparte con nosotros tres recuerdos especiales de esos días.  Muchas gracias a los dos.

IMG-20140716-WA0066

Testimonio de María Puche, comunidad Emaús

Buenas soy María y este verano he tenido la gran oportunidad de poder disfrutar del campo de trabajo de Regina en compañía de mi hermano de comunidad Jorge Palacios, y que mejor manera de describirlo diciendo todas las cosas que me llevo de ese sitio y todo lo que me ha aportado en mi persona y en mi fe.

Sin duda era un sitio donde siempre había algo que hacer, siempre se estaba ocupado y el cansancio día tras día se iba haciendo más pronunciado, pero al estar con las personas de la casa, quienes te animaban a seguir con la misma energía que desde el primer día recibiendo unas sonrisas suyas al despertarles y sus muestras de cariño, me hacían sentir que recibía más de lo que daba y sabía que Dios se manifestaba en sus rostros.La experiencia de ir a misa día tras día para mí, eran de las que más fuerza me daba para seguir y de poder dedicarle ese rato a estar con la presencia de Dios, a parte de los pequeños ratos que buscaba por mi sola para rezar, que no eran dedicados con largo tiempo pero eran necesarios e intensos, aunque al principio me costase sacar tiempo para Él.

IMG-20140716-WA0011Otra de las cosas que me llevo es la dedicación de las hermanas hacia las personas de la casa, el amor, el cariño y su preocupación por ellos como si fuesen una gran familia. La hermana Mª Angeles, quien para mí ha sido un ejemplo de ponerse en las manos de Dios y de confiar en Él, me ha enseñado muchas de cosas técnicas en el campo de la enfermería al enterarse de que estaba estudiando la misma carrera que ella estudió.Una de las preguntas que me hice al llegar a la casa y ver a los residentes es si merecía la pena vivir así y si podían ser felices de la manera en la que viven, pero en el momento en que llegó la despedida pude ver que sí que lo eran y nosotros pudimos aportarles un poco de alegría.

Y por último, las personas que más chocantes te pudiesen resultar o incluso desagradables fueron de las que más recibí y más cosas de Dios me aportaron. Por todo ello me siento muy agradecida a todas las personas de la casa, a todo el voluntariado que colabora con ellas, a la oración de las hermanas al vivir de la divina providencia, pero sobretodo a Dios, porque Él me llevó a esa casa, donde me sentí como medio de la divina providencia.

Testimonio de Jorge Francisco Palacios, comunidad Emaús

Hola soy Paquito, pertenezco a la comunidad Emaús de la parroquia Virgen del Camino de Málaga y este año he hecho el campo de trabajo Regina Mundi en Sevilla. Me pidieron que cuente 3 recuerdos que mas me hayan marcado en la casa pero antes voy a contar un poco como es el campo de trabajo y mi experiencia en él.

Empezamos una tarde a la hora de la comida en la que hay que servirle la comida a los residentes de la casa y a algunos hay que darles de comer, tenemos dos momentos de reflexión al día por la tarde hay que duchar a la gente y luego darles la cena para que duerman bien, eso es como lo mas general. También decir que todas las mañanas hay misas a la que van algunos de los residentes. La jornada empieza a las 7:30 y parece imposible poder ser capaz de hacer todas las cosas que se hacen a lo largo del día en la casa pero esta misma te da las fuerzas y ganas para hacerlo todo y siempre con amor y una sonrisa en la boca cara.

Empezando con los recuerdos he de decir que tengo muchísimos cada minuto podía pasar algo inolvidable allí sin embargo puedo destacar estos tres:

1º Una de las cosas que más me gusto del campo de trabajo fue una charla que nos dieron las hermanas de la casa, ellas pertenecen a la asociación benéfica del sagrado corazón de Jesús  lo que me impacto de ellas es todo el amor que dan a los residentes los conocen muy bien y ellos también a ellas, saben llevar la casa muy bien porque actúan como deben cuando deben y siempre entregándose completamente a la acción incluso su manera de vivir siempre desde la sencillez es de las cosas que más me sorprendió de la casa y que me hizo pensar más en ello.

IMG-20140716-WA00102º El segundo momento que resalto de mi experiencia fue en una reflexión, hicimos un desierto y yo pensé en buscar el lugar ideal para meterme en mi reflexión personal, para ello hable con una de las residentes para que me recomiende un buen sitio para mi reflexión. Ella me dijo que me iba a dejar un documento para ayudarme yo pensé genial y al principio pensaba también que sería un documento de reflexión pero al empezar a leerlo me di cuenta de que no, lo que me había dado era un documento en el que ponía un relato de su vida desde su infancia hasta la actualidad, me emocione mucho al empezar a leerlo pero he de decir que me ayudo incluso más en mi reflexión ya que me di cuenta de que Dios me ponía en Regina y yo estaba dispuesto a ello. Al principio pensaba que yo iba a darme más sin embargo en ese momento me di cuenta de que en realidad Dios me ofrece muchas cosas para entregarme a los demás pero en realidad siempre recibo más cosas de las que doy me centre en eso y así termino mi segundo recuerdo.

3º El tercer recuerdo que sobresalto es en uno de los últimos días ya prácticamente conocíamos la forma de ser de cada residente así que al limpiar a uno y cambiarlo a su carrito lo colocamos mal un compañero mío y yo sabíamos la manera que iba a reaccionar y lo imitamos juntos, en ese momento nos empezamos a reír los tres y para mí fue especial porque fue una risa sincera por parte de todos. Fue un momento como especial en el que se veía la confianza que teníamos con ellos y que ellos mostraban hacia nosotros.

Estos son los tres momentos que resalto pero no son los únicos. Como ya he dicho es un lugar donde cada momento que se vive es especial. Resalto todo el amor y el cariño que recibimos los que hacemos el campo de trabajo por parte de los residentes de la casa y sabemos que es así no solo con nosotros sino con cada persona que pasa por ahí y eso se ve cuando los residentes te preguntan por personas que han estado en años anteriores son cosas que marcan de verdad.

Agradecido a Dios por esta nueva experiencia y espero volver pronto a la que pienso es mi nuevo hogar.

Pozos II

José Antonio, conocido por todos como “Pacheco”, ha participado en la convivencia Los Pozos 2. Lleva poco más de un año en la parroquia y ya es de la familia. En este curso ha participado en muchas actividades de la PJV de la parroquia. Sin embargo le faltaba algo: ver a Dios. En esta convivencia, casi sin quererlo, se ha producido por fin el encuentro. Dejemos que sea él quien nos lo cuente.

IMG_1167

La experiencia que he tenido en la convivencia Los Pozos 2 ha sido tan grande tanto para mi fe como para todos los demás de dicha convivencia que no se podría explicar con palabras ni con imágenes. Es algo que tiene que vivir uno mismo. Las personas a las que conocido personalmente, tanto niños como catequistas, me han llegado tan hondo que me han llenado un lugar de mi corazón que lo tenía cerrado a todo el mundo, y es por eso por lo que nadie puede explicarlo con palabras.

IMG_1089Debo confesar que llegué a esta convivencia sin fe y muy lejos del camino de Jesús, pero a medida que iba conociendo a estas personas me notaba cada vez más cerca del camino de Jesús, más cerca de ver a Dios. En el momento en el que pude ver el camino me di cuenta de que no lo hice solo. Durante el camino las personas de la convivencia me acompañaron, pero Dios, pese a que le pedí que quería hacerlo solo, siempre estuvo detrás de mi para levantarme por si me caía, al igual que está detrás de toda las personas de la convivencia ayudándolos.

En todo momento estuvo con todos nosotros: cuando en los grupos de reflexión nos abrimos desde el primer momento, en la celebración del perdón… Cuando le pedimos perdón por todo nuestros pecados a Dios nos cogió de la mano y nos dijo a todos “estas perdonado”. En mi opinión donde más notamos a Jesús fue en la despedida porque nos llevamos un poco de cada uno con nosotros, pero también nos llevamos un poco de la convivencia. Por último nos llevamos a Jesús en nuestros corazones y es por todos estos motivos por lo que nadie podrá olvidar la convivencia de Los Pozos 2.

José Antonio, jóvenes 2.

Puente Muro II

Hace poco más de una semana terminó la convivencia Puente Muro 2 en la que han participado diez miembros de nuestro grupo de Jóvenes 1. Se trata de su primera convivencia de verano. Nieves y Jorge, que han empezado este año en el grupo nos cuentan su experiencia. Gracias por compartirla y mucho ánimo para seguir caminando en la fe.

la foto 1

Testimonio de Nieves Burgos, jóvenes 1

“Llevaba mucho tiempo deseando que llegara ese día y por fin llegó, después de un año lleno de momentos intensos, buenos y menos buenos. Fui con mis miedos pero siempre sabiendo que lo iba a superar. Desde pequeña Jesús siempre ha sido uno mas de la familia, el tocó el corazón de mis padres y ellos me lo dieron a conocer, pero jamás había notado su presencia en mi con la intensidad con la que lo sentí en el sacramento del perdón.

la foto 1 (1)Tengo que destacar muchas cosas:

- El haber conocido a gente que se ha vuelto muy importante en mi vida.
– Que he sido yo misma.
– Que en la vida hay que reflexionar, cosa que yo poco hacía.
– Que hay que reconocer nuestros errores y aprender de ellos.
– Pero de todo destacaría lo que sentí en el sacramento del perdón, no lo había sentido jamás, gracias a Paco porque gracias a él note su presencia y noté como me tocaba el corazón.
– También dar gracias a todos los monitores que lucháis y nos enseñáis como seguir a Jesús.
– Quiero darle las gracias a mis catequistas, Paco Pepe y Noemí por haberme llevado por el buen camino.

Y para terminar quiero decir que estoy deseando de que llegue la próxima convivencia para ver a mis amigos y para conocer a Dios un poquito más.

A donde quiera que vaya te seguiré

Gracias.”

Testimonio de Jorge Sánchez, jóvenes 1

“Pues yo empecé entrando a grupo  con un grupo de amigos del colegio, pero solo íbamos para echar el rato y hacer el pamplina, así que al final nos terminaron echando. Al mes o cosa así los catequistas y Paco (el cura) me dijeron que fuera otra vez, que ellos confiaban en mí. Así que fui de nuevo, pero esta vez sin mis amigos. Poco a poco me fui integrando a la dinámica del grupo y me fue gustando cada vez más. Hasta hoy que la convivencia ha cambiado totalmente lo que yo pensaba y la fe que yo tenía a mucho mejor.

IMG_1351En la convivencia estaba muy bien,  creo que yo y mi grupo nos integramos a la perfección en todas las actividades, dinámicas, reflexiones, etc… y estaba muy bien porque muchas de las actividades estaban enlazadas con las reflexiones que hacíamos antes y te hacía pensar en todo momento y todos estábamos centrados en eso y discutiendo la manera de poder hacerlo bien.

Me quedo con toda la convivencia en general, pero lo que más me ha llegado fue cuando hicimos la celebración del sacramento del perdón. Que creo que ahí me di cuenta de verdad de lo que estaba buscando. Tampoco me esperaba a tanta gente reaccionar así, ni yo mismo pensaba que reaccionaría como reaccioné. Otro momento inolvidable fue cuando hicimos como un pequeño teatro por grupos para hacernos reír, que jamás imaginé que podía llegar a reírme tanto. Yo creo que todos hemos sacado algo bueno de la convivencia y que ha sido una experiencia inolvidable y a mí personalmente creo que me ha enseñado a saber lo que verdaderamente busco.”

MiSSCCelánea

11 de julio, San Benito

Hoy me atrevo a hablar de planes de verano, aunque aquí en Bugedo (Burgos) todavía no ha empezado el verano ni la recolección del trigo. Por aquí no se toma el verano para ir de vacaciones y a las playas sino para poder cosechar, que este año por lluvias, frío, pedrisco (granizo) y etc está por llegar. Se han salvado las cerezas, pero ya se ven machacadas las peras, manzanas y ciruelas.

IMG_1801

Es en este convento donde vivo, porque los Hermanos de la Salle y mi hermano de padre y madre,Tomás, me han acogido. Llevo vida de fraile con otros veintitantos. ¿Qué hacemos? Seguir la regla y orientaciones de San Benito, que hace 1,500 años organizó los monjes de la siguiente manera: ora et labora (reza y trabaja). Las 24 horas del día hay que repartirlas en 8 horas para rezar, comer y recrearse; 8 horas para trabajar y 8 horas para dormir. ¡Y a gozar! No hay y no hacen falta vacaciones.

IMG_1977Yo procuro no estorbar… y no toser, especialmente en el comedor, la Iglesia, la sala de recreo, para no asustar a los hermanos. Los que pueden y trabajan (la media de edad está en los 77, porque es una casa para mayores y necesitados de cuidados) acompañan a las consultas, riegan las plantas, trabajan y recogen los frutos de la huerta (especialmente ahora para las ensaladas), cuidan las flores y dan conversación a las visitas. Vienen aquí algunas bodas, a celebrar o a sacar fotos los novios los fines de semana. Cuidan sus museos y bibliotecas: ahora está un hermano especialista en mariposas repasando una colección de 40,000 mariposas del mundo entero y controlando cómo está la sala de humedad y calor. El hermano Cantalapiedra bibliotecario controla, repasa, ordena e incorpora las nuevas adquisiciones que vienen por suscripciones o cedidas por los diferentes colegios de la Salle de España.

En los 50’s conocí este convento (en el s. X de premostratenses y hoy de la Salle) con 500 personas de sexo masculino (no había una sola mujer) y donde se estudiaba hasta magisterio y filosofía y teología, se producía electricidad, se hacían zapatos, pan, ropa interior, de vestir, hábitos y se vivía fundamentalmente de los productos de la casa: huerta, pollos, gallinas, huevos, cerdos, abejas (éstas y sus colmenas siguen produciendo) y todos los frutales. Por los contornos tierras de pan llevar, patatas y otros etc.

Ahora, de todo ello quedan recuerdos vivos y personas que los trabajaron. ¡Y quedan tantas cosas para disfrutar todavía! Han estado las colonias de verano de Canarias con la mala suerte de que apenas han visto el sol y disfrutaron solamente un día la piscina. En estos días están las colonias de Madrid, Valladolid y Cantabria (200 chicos y chicas) que han tenido mejor suerte, aunque no toda. Esperan que a partir de este fin de semana y hasta fin de mes puedan gozar del verano.

IMG_2034En mi habitación procuro rezar, estudiar y leer con la ventana abierta y el oxígeno conectado sin hacer excesos. Desde la misa de 9 am hasta las 12 que hay aperitivo voluntario en la sala cada uno se organiza. Los que pueden y quieren están fuera de la casa haciendo pequeñas tareas: cuidando los peces, los pájaros, los patos o limpiando la entrada. Los más inútiles leyendo periódicos, viendo internet o arreglando el mundo y la vida política, con el mismo éxito que con el campeonato del mundo de fútbol. A media tarde, a las 6 pm, es hora de cartas, café, refrescos y charla.

Naturalmente que me acuerdo de Málaga, la Parroquia, el Párroco y su gente. Me da vergüenza decirle a P. Paco y P. Paquito cómo me lo estoy pasando, porque ellos tienen mucho que hacer estos meses y soportar el trabajo, el calor, las colonias, campamentos y la obra de casa. He visitado al P. Angel en Miranda de Ebro en la fiesta del Corazón de Jesús y anteayer. No tengo mala conciencia porque me parece que sigo el plan de San Benito: ora et labora (8 horas para rezar… 8 horas para dormir… 8 horas…

P. Emilio Vega

Por la boca vive el pez

¿Qué significa YAKHE-TÜ-THEM?

Este mes cumplimos un año desde que se inauguró el blog, así como de la presencia de nuestra parroquia en redes sociales. Cuántas historias, entrevistas, noticias, anécdotas… y sobre todo, cuántas personas de fe en estas páginas.

Echando la vista atrás y haciendo balance de todo lo vivido este año, quisiera destacar con especial énfasis el seguimiento que se ha realizado de las dos confirmaciones que hemos presenciado este curso. Dos nuevas comunidades  juveniles han visto la luz. Y lo que es más importante, La Comunidad Corinto y la Comunidad Emaús, ¡tenían el nombre definido desde el principio! ¡Con lo que a mi comunidad le costó encontrarlo!

DSC07510

A ver, mi comunidad tiene nombre desde hace unos 10 años, pero durante los dos o tres primeros cursos no fue así. Fruto de la insistencia exterior, comenzamos a buscar y terminamos denominándonos como la Comunidad Yakhe-tü-them. Permitidme que hoy responda en este artículo, a la permanente pregunta que nos han estado haciendo durante todo este tiempo: “¿Qué significa el nombre de vuestra comunidad?”

A grandes rasgos Yakhe-tü-them, es una derivación latina cuyo origen se encuentra en la expresión semítica “Yahvé turgem”.

En la zona de Mesopotamia, una de las características de los pueblos nómadas anteriores y coetáneos a Abraham, era su carácter politeísta. Pero el profeta en un momento de su vida, y como resultado de un proceso que la Biblia interpreta como revelación divina, abandona el politeísmo y empieza a rendir culto a un solo Dios.

Según los estudios que se han realizado de los textos recuperados pertenecientes a este período, los vocablos Yahvé turgem aparecen unidos cuando se quiere hacer referencia a todos aquellos herederos de esta tradición profética, y que creen en la existencia de un solo Dios, creador de todo y padre de todos; hace referencia a aquellos que deciden no poner sus vidas en manos de otros dioses y dejar su existencia a la voluntad del que ellos llaman Yahvé.

Es bonito, ¿verdad?

Pero este no es el significado real. De hecho, Yakhe-tü-them, sólo es un juego de palabras y no significa nada. Pero a su vez, lo significa todo.

Me explico. Para nosotros, como comunidad, resultaba muy difícil expresar en una sola palabra todo el sentimiento y el significado que supuso la confirmación en nuestras vidas. Cómo expresar en una palabra el agradecimiento por haber recibido ese sacramento, la ilusión por formar una comunidad con esos hermanos con los que tanto habíamos compartido, el compromiso que suponía montar tu vida en torno a Dios, la responsabilidad de sentirse llamados a una vida de fe en la que dar testimonio de nuestra vida, para ser luz del mundo y sal en la tierra.

Así que, si no podíamos recoger todo esto en una palabra que nos identificara frente a la comunidad parroquial, habría que crear una nueva. Le ponemos una diéresis, un par de guiones en medio, una H y una M finales para que parezca importante y ¡conseguido!, la comunidad ya tiene nombre.

A lo largo de estos años, algunos hermanos se han ido perdiendo por el camino. Quizá no entendían muy bien qué significaba Yakhe-tü-them. Pero ha habido otros, que se han unido a la comunidad y que en ningún momento, han pedido explicaciones sobre el significado del nombre. Quizá lo veían muy claro.

Y quizá, ahora mismo, tú que estás leyendo estas líneas, piensas que la segunda versión que he contado es la falsa. Puede que tengas razón. Quédate con la primera si lo prefieres.

Eres tan grande Señor, que no te puedo imaginar.

Seguimos hablando, H. Llamas.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: